mis lista de blogs

martes, 23 de febrero de 2016

23 de febrero de 1981

Es ya una costumbre recordar lo que hicímos cada uno ese día.
Inolvidable.
Terminé la carrera de Económicas en Junio de 1980 y empecé las oposiciones de Gestor Administrativo.
Tenia que aprovechar. Ahora son anuales pero entonces eran cada 10 años.
Corporativismo total.
El 23-f salía a las 18,20 de mi habitación para ir a la academia de preparación de oposiciones que a las 19,00 tenia en Santa Maria de la Cabeza.
Al atravesar el pasillo se oyó algo raro en un colegio mayor en el que todas las habitaciones estaban medio abiertas y las radios a todo volumen.
Se votaba la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo en sustitución de Adolfo Suarez, que había perdido las elecciones.
Votación a mano alzada y, a las 18,20 cuando votaba el diputado soriano Manuel Nuñez Encabo, irrumpieron en el hemiciclo.....(tricornios, se sienten coño, disparos y todas esas cosas).
Lleguè a casa del profesor.
Estaban él y su mujer llorando en una mesa camilla y diciendo que no querían otra guerra.
Yo no entendía nada.
Aún me di una vuelta por la calle antes de volver al colegio aprovechando que no tuve clase.
Cuando volví había sido una revolución.
Todos los padres asustados llamándonos por teléfono para ver de qué manera podíamos volver a casa lo antes posible.
Después de una noche frenética el golpe fracasó acompañado de una magnífica distribución extraordinaria del periódico El País (EL PAIS CON LA CONSTITUCIÓN).
A  los 18 meses mayoría absoluta del PSOE de Felipe Gonzalez y "a este pais no lo va a conocer ni la madre que lo parió" (Alfonso Guerra dixit).
Y así fue.
No tengo fotos de ese día (no tenía cámara) pero no hacen falta.

3 comentarios:

  1. Yo me acuerdo que por la tarde dejo de emitir la tv,y como no sabia que pasaba ,me baje a cenar al Paulinos como todos los días,y allí ya vimos todo ,el mensaje del Rey y todos los comentarios de los tanques en Valencia ,así k después de cenar salimos, y no había nadie en la calle,nos fuimos a tomarnos una copa y a elucubrar lo que podía pasar.No se si por ignorancia o porque,no tuve miedo,después si que lo tuve,cuando fui consciente de lo k pudo pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Éramos muy jóvenes, veníamos de Soria y nada politizadas. Después nos enteramos de todo, sobre todo del miedo de nuestros padres. Yo no tenía abuelos. Supongo que quien los tuviera sería terrible.

      Eliminar
  2. Yo me acuerdo que por la tarde dejo de emitir la tv,y como no sabia que pasaba ,me baje a cenar al Paulinos como todos los días,y allí ya vimos todo ,el mensaje del Rey y todos los comentarios de los tanques en Valencia ,así k después de cenar salimos, y no había nadie en la calle,nos fuimos a tomarnos una copa y a elucubrar lo que podía pasar.No se si por ignorancia o porque,no tuve miedo,después si que lo tuve,cuando fui consciente de lo k pudo pasar.

    ResponderEliminar